Escudo Institucional

En el escudo de fondo azul se observa una línea gruesa de color gris con una raya blanca que encierra la M y la A entrelazadas en el monograma de María Auxiliadora, la Virgen de Don Bosco, Maestra de su obra educativa.

 

En él se lee: “I.E.D. Escuela Normal Superior María Auxiliadora. En su parte superior Santa Marta”.

En la parte inferior se lee: “Piedad, Deber, Alegría”; trinomio Salesiano característico de la Espiritualidad de la Escuela Normal, regentada por las Hijas de María Auxiliadora.

 

Este Escudo es la síntesis de la Filosofía Institucional apoyada en los principios del Evangelio, del Sistema Preventivo y la Legislación Educativa actual. Así la Normal se proyecta en la formación de jóvenes capaces de auténtica relación con Dios, con la naturaleza, con los y las demás; responsables en el cumplimiento del deber, felices de su crecimiento y de sus logros.

Bandera Institucional

Los colores de la Bandera de la Escuela Normal son el azul y el rosado.

 

El color azul representa el cielo, el hermoso mar que baña nuestra costa Samaria y el manto de la Virgen María Auxiliadora, Patrona de la Institución.

 

El color rosado, representa la niñez y la juventud que se educa en nuestra Escuela

 

Nuestra Bandera es símbolo de la sencillez, la bondad, el valor, la superación, la búsqueda de la verdad, de los grandes ideales que debe tener toda maestra y todo maestro.

 

Representa además el dinamismo, el empuje y la fortaleza de la estudiante salesiana, llamada a ser buena cristiana y honesta ciudadana.

Himno Normalista

Normalistas valor avancemos

 

Continuemos la marcha triunfal

 

Si hay abrojos no los sentiremos

 

Nuestra Madre es la Escuela Normal.

 

 

 

Como enjambre glorioso de abejas

 

Que elabora precioso panal

 

Esta Escuela que forja maestras

 

Será luz, será fuente y fanal.

 

 

 

Salve a ti forjadora de almas

 

Dios bendiga tu noble misión

 

Con guirnaldas de rosas y palmas

 

Que se adorne tu invicto pendón.

 

 

 

Con amor y con mística santa

 

Se ha formado nuestro corazón

 

Y la Escuela su nombre abrillanta

 

Pues niñez es su eterno blasón.

 

 

 

 

 

LETRA: Profesora María Elena Contreras

 

MÚSICA: Profesor José Manuel Conde